Una catedral de sal bajo tierra

Conocida como la primera maravilla de Colombia, este santuario es único en el mundo. A 180 metros bajo tierra se encuentra una de las iglesias más imponentes que hayas visto.

Este santuario es único en el mundo.

A 180 metros bajo tierra se encuentra una de las iglesias más imponentes que hayas visto. Se localiza en el Parque de la Sal al norte del departamento de Cundinamarca en el municipio de Zipaquirá a 48 kilómetros de Bogotá. Por lo que, si llegas a ir a la capital es una visita a la que no puedes faltar.

En sus inicios era una mina en donde los trabajadores construyeron una pequeña capilla. Ellos nunca se imaginaron que con el paso del tiempo se transformaría en una gran Catedral. La peculiaridad de este recinto es que todo está hecho de sal. Se pueden encontrar grandes esculturas labradas con este material.

En la Catedral de Sal no se pueden perder los siguientes atractivos:

1.- El viacrucis que tiene 14 estaciones y 386 metros de longitud que representa la pasión de Jesús.

2.- Una majestuosa cúpula.

3.- Tres grandes naves que representan el nacimiento, vida, muerte y resurrección de Jesucristo.

4.- Por último, la cruz más grande bajo tierra del mundo. Mide 16 metros de alto por 10 metros de ancho. Fíjate muy bien en ella porque tiene un juego de ilusión óptica.

5.- Si van con niños, además de la catedral, pueden realizar la ruta del minero y divertirse en el muro de escalar. Es importante que tomen en cuenta que es para mayores de 6 años.

Id a la catedral, hijos de pu…