Batallitas nocturnas.

Me he metido en una pelea nocturna de machitos que no tenía nada que ver conmigo a pesar de conocer a las tres partes implicadas. Extrañamente he salido ileso pero a cambio he perdido todo mi tabaco.

Me han resultado graciosas en su patetismo las niñatas que han intentado calmarme en mi furor pacifista. La verdad es que podrían haberme chupado la polla.

Mañana será otro día.

FIN

Batallita de abuelo cebolleta:

Hace unas dos semanas que tonteo con una moza sólo por whatsaps y es algo que odio profundamente porque no tengo ninguna ventaja en ese medio, yo me defiendo perfectamente en el cara a cara en persona pero no a base de mensajitos, que tampoco se me da mal ya que sé escribir, pero es algo que no me gusta.

El tema es que estoy a casi nada de dejar de hablar con esta tía porque, a pesar de que me gusta bastante, no estoy dispuesto a perder mucho más tiempo ni energías en ligar y he estado pensando cuál será mi última carta para poder «sacarla de paseo»: darle celos. He tenido que perder 5 minutos pensando en el water, cagando, para saber cómo hacerlo, no me resultará complicado, pero es que me cagondios de complicaciones ridículas de mujeres.

Hace muchísisisismos años hubo una chica que me dijo que no quería liarse conmigo -con su lengua en mi boca- porque «tú ya tienes novia y lo tienes fácil». No me dijo que «no porque tiernes novia y yo quiero eso»… No, no dijo eso. Lo que dijo la tía fue «LO TIENES FÁCIL». A las mujeres les gusta ver sufrir a los tíos y por eso tantísimas zorras se han apuntado a la ola fascista del feminismo (de lo de liarme con otra teniendo novia ya hablaré en otra ocasión).

A esta joven de ahora le daré cancha unos pocos días y luego seguiré con mi vida.

Y poco más.

PD: No sé cómo poner etiquetas así que lo dejo tal cual.