El exclusivo Ferrari 812 Superfast del portero del Genoa acaba destrozado en un túnel de lavado.

En lugar de llevarlo él mismo, se lo dejó a uno de los empleados del lavadero. Craso error.

Federico Marchetti, portero del Genoa, se ha tomado razonablemente bien un incidente que haría enfurecer a prácticamente cualquier persona, incluso si no estuviera involucrado un superdeportivo de mas de medio millón de euros.

El cancerbero del conjunto italiano dejó su exclusivo Ferrari 812 Superfast, un superdeportivo que además recibió personalizado, en un túnel de lavado al lado de la ciudad deportiva del conjunto de Liguria. En lugar de llevarlo él mismo, se lo dejó a uno de los empleados del mismo. Craso error.

Este empleado perdió el control del superdeportivo de 800 CV (es el coche de calle más potente fabricado por los de Maranello) y se acabó estrellando contra otros coches que estaban aparcados  y contra la barrera de protección. El morro del bólido, como se ve en las fotos y vídeos que enseguida se han hecho virales, quedó destrozado.

DT

DT