La Reduflación

Entra a este MEGAPOST y conoce cómo la subida de precio te la meten sin que te enteres en ese producto que tanto consumes.

Emosido Engañado

Los fabricantes están reduciendo el contenido de sus envases entre un 5% y un 10% para despistar a los consumidores y que no se note la subida de precio.


Mismo precio, menos producto

Esta técnica busca despistar al comprador y que piense que el producto no ha aumentado su precio, de hecho mirar el ticket no servirá de nada para ver si hay aumento o no de precio.


Misma estrategia en marcas blancas

Y es que por lo que he ido investigando, esta practica también la usan superficies como Carrefour para mantener el precio habitual y no espantar al cliente.


Ningún producto está a salvo

Se ha podido comprobar este tiempo en el Toblerone, con un pico menos, diez piezas menos de espagueti, cuarenta gramos menos de merluza, cinco nachos menos en las bolsas de Doritos… Una táctica desapercibida par los menos observadores pero cuya generalización aumenta desde finales del pasado año 2021


La cosa es hacerte sangrar

4 tampones menos y encima ponen «producto nuevo»


Hacendado es el favorito de la Reduflacion

Y es que de todas las marcas blancas, hacendado se lleva la palma, ni Alipende, ni Carrefour, usan tanto la reduflacion como Mercadona lo hace con sus productos.


Una costumbre importada

No se trata de un fenómeno circunscrito a España. Ya en 2018, periodistas de la BBC analizaron 19 galletas y chocolatinas y comprobaron que 18 de ellos habían sido víctimas de las reduflación en los últimos cuatro años.


Los favoritos en España

  • El Cola-Cao de 800 gramos ahora ha pasado a ser de 760 gramos, «40 gramos menos por el mismo precio», según señalan desde la OCU.
  • La margarina Tulipán de 500 gramos ahora pesa solo 450 gr.
  • El sobre de 80 gr. de chorizo Revilla, que cuesta un euro, ha pasado a pesar 70 gr.
  • Los paquetes de pasta Gallo de 500 gr. ahora tienen 50 gr. menos, 450, y mantienen el mismo precio.
  • Los yogures Activia han reducido 5 gramos su peso. Pero no son los únicos que lo han hecho; Danone y Oikos, por ejemplo, son otras marcas de yogures que han reducido su peso sin abaratar el precio del producto.
  • Dulcesol incluye tres unidades de sus chapelas de cacao en su envase de un euro; antes, ese mismo precio incluía cuatro dulces.
  • Los detergentes tampoco se libran de esta práctica. El detergente líquido de Mercadona, por ejemplo, tiene el mismo precio pero con menos dosis de lavado.

fuente


La gota que colma el vaso

Y es que verla ya en un producto tan irrisorio como el agua es ya una burla al consumidor, en este caso muchos lo han notado en el volumen del envase, era inevitable.


¿Entonces son unos chorizos?

La reduflación es legal siempre y cuando, se refleja en el envase la reducción de la cantidad habitual que se viene comercializando habitualmente. De lo contrario, se trata de una práctica de competencia desleal, ya que “no hay una información clara para el consumidor sobre la subida precios y esa falta de transparencia”.

Fin