Glorious, el bombón más caro del mundo que vale 3.900 euros y se fabrica en Portugal

Creado para satisfacer las demandas los chocofilios más elitistas, Glorious es un bombón en forma de diamante elaborado a mano y a lo largo de tres semanas con los ingredientes más exóticos del mundo. El maestro Gomes explica a FUERA DE SERIE que cada uno de los elementos que forman parte de esta delicia han sido importados de tierras lejanas.

«Partimos de una base de chocolate negro Valrhona de Ecuador, que se mezcla con azafrán de Arabia, trozos y aceite de trufa blanca Perigord de Francia, vainilla de Madagascar, flecos de oro… y un último ingrediente secreto que sólo conozco yo».