DOMINGUEROS

Me gustan los domingos por la mañana. Normalmente desayuno temprano mientras veo a Beatriz Pérez en el c-anal 24Hrs.

A estas horas salgo a comprar el pan. La panadera es una hija de puta, siempre que me da la barra de pan clava las uñas en ella. Hoy le voy a pagar con un billete de 50€ y escupiré dentro del local antes de salir por la puerta.

Antes de comer esperaré en le portal hasta que llegue mi vecina, aveces tarda en volver de misa, pero se que va todos los domingos. Es muy mayor y se que está sola, no soy amable con ella ni nos damos los buenos días, pero los domingos a la mañana a la vuelta de misa hacemos por coincidir en el ascensor.

Ella sin decir nada saca del bolso un paquete de magdalenas y me lo da, yo mientras tanto huelo su nuca desde atras mientras le pellizco el codo. Baja en él tercer piso sin mirarme y yo continuo hasta el cuarto, luego mientras bajo al primer piso en el que vivo le meto por debajo de su puerta una felicitación navideña, compré hace dos años una caja entera de ellas y aun me quedan la mitad.